sábado, 4 de abril de 2015

LA TRAGEDIA DE HUMOCARO UNA EXPLICACIÓN...



La tragedia del día 3 de marzo de 2015  en la Cascada del Arzobispo en  la Población de Humocaro Alto tiene  a todos consternados.  Y no es poco que 3 personas hayan sufrido la inclemencia de la naturaleza; algo sin duda debe llamar la atención de todos los que hacemos vida en este Municipio.


Pero frente a esta lamentable situación,  es necesario reflexionar e investigar sobre este hecho, sus causas y revisar la cadena de errores que sucedieron,   este hecho solo puede ser comprendido con una visión  amplia que acá exponemos


La Naturaleza.


Todos hemos sido testigos  de la terrible deforestación que por muchos años ha sufrido la Cuenca Alta del Río Tocuyo. La tala y quema sin discreción, so pretexto de la agricultura  ha llevado a la pérdida de capa vegetal  natural autóctona,  la deforestación del parque Nacional Dinira es uno de los temas más concurrentes en los foros ecológicos, en universidades, escuelas, pero la realidad es que sigue avanzando y no hay indicios de que  se pueda revertir esta situación.  Los intereses particulares y colectivos de  la  sociedad van de forma opuesta a la de la naturaleza. Se hacen construcciones, se edifican casas donde antes eran sitios de amplia  vegetación.  


Basta con echar un vistazo a ese excelente programa google earth  para darse cuenta de que    la montaña luce  deforestada, sin capa vegetal en la cuenca, solo pequeña vegetación donde baja la quebrada. Veamos la imagen:


Podemos ver como el cauce de la quebrada  está completamente  deforestado. La capa de vegetación es inexistente. Podemos ver también que el Perfil del Suelo es muy inclinado y crea una inclinación muy pronunciada que va desde los  3315 msnm en su parte más alta, hasta los  1133 msnm donde se encuentra la cascada,   en 15 Km.  Veamos el Perfil



Ahora bien  es importante señalar que toda quebrada, en su lecho almacena gran cantidad de sedimentos como arena, rocas y  desechos vegetales. Pero igualmente  interviene también  la formación geológica de Humocaro Alto. Los  Humocaros     fueron categorizados a finales de los años 50 y principios de los 60 por los Geólogos  Otto Renz, Rodriguez, los cuales señalaron  a Humocaro como  una unidad geológica que denominaron “Formación Humocaro” (http://www.pdv.com/lexico/h25w.htm )  y que por su origen eran muy abundantes  las  lutitas, areniscas y Calizas, rocas de origen sedimentario.  Esto significa que los  suelos son producto del depósito  de sedimentos  creados tanto  por el Río Tocuyo como por la quebrada que llega a la Cascada del Arzobispo.  Los suelos sedimentario son de   muy  fácil drenaje, a tal punto que cualquier crecida lleva  el arrastre de las rocas. En la cascada del Arzobispo podemos observar rocas areniscas de gran tamaño  y las paredes  de la montaña son de  roca caliza  lo cual acelera el desplazamiento del agua y todo lo que mueve en su lecho.


El Estado 

  Así como no hay una política de  Estado en cuanto a la preservación de la Cuenca Alta del Río Tocuyo,  podemos afirmar con toda contundencia que en los   Gobiernos  local,  regional y nacional no tienen una política de Estado en la prevención de desastres, o por lo menos no se aplicó un proceso sistemático  de prevención y auxilio de  los hechos ocurridos, esto demuestra la falta de organización, la no profesionalización de  la estructura de mando en la seguridad ciudadana, algo totalmente inaceptable en estos días.

Lo señalamos en un tuit el día viernes en la  mañana donde colocamos una imagen generada por el satélite de la NASA del Centro Nacional de Huracanes donde se veía que la  mini vaguada  se cernía sobre nuestra región. Reseñamos la necesidad de tener precaución  ante esta lluvia y  que el río Tocuyo era peligroso. Todo esto desde un Centro de Información se hubiese evitado y  así la pérdida irreparable de vidas.


Las declaraciones  del Prefecto del Municipio  demuestran nuestra tesis: Se nos pasó, dijo. Lamentable.

2 comentarios:

Sara Colmenares dijo...

el grave daño ecológico pasa factura al estado Lara, triste ver como ningún organismo gubernamental hace nada para evitar las deforestaciones en las cabeceras de los ríos. Conozco la Cascada el Arzobispo y es bastante dificil salir del cauce, me imagino que al estar crecido es peor. QEPD las victimas

Hildebrando Arangú Santeliz dijo...

Felicitaciones y agradecido por tan pertinente explicación!